Judías Verdes: 5 razones para amarlas e incluirlas en tu dieta

Las judías verdes, conocidas también como vainitas, son una legumbre de la planta de la judía, que se cosechan inmaduras, lo que permite que tanto la vaina como la semilla sean comestibles y tengan una textura muy tierna.

Sus cualidades nutricionales las convierten en un alimento muy importante, con muy pocas calorías y alta concentración de agua. Adicionalmente podemos obtener de su consumo muchas vitaminas y minerales como, vitaminas A, B1, B2, B3, B6, B9 o ácido fólico, C y carotenoides, así como calcio, hierro, yodo magnesio, zinc, selenio, sodio, potasio y fósforo.shutterstock_73958059

Si no eres amante de las judías verdes y eres reacio a incluirlas en tu dieta, te presentamos 5 razones para que lo consideres seriamente.

1.- Gracias a su alto contenido en flavonoides y vitamina A y C, su consumo permite reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y neutralizar los radicales libres que causan envejecimiento celular. Lo que las convierte en una alimento útil para prevenir coágulos sanguíneos en las arterias y venas, trombosis, ataques al corazón o derrames cerebrales.

2.- Las judías verdes al ser ricas en magnesio y potasio, y bajas en sodio, favorecen la eliminación de toxinas a través de la orina, por su poder diurético, lo que a su vez ofrece un apoyo importante en la disminución de la tensión arterial, y refuerza su poder en la prevención de accidentes cardiovasculares.

3.- Como otros alimentos con cantidades importantes de ácido fólico, las judías verdes, son especialmente recomendadas para mujeres embarazadas o lactantes, ya que este compuesto puede evitar problemas de malformación y asegurar el correcto crecimiento del bebé.

4.- Otro beneficio que podemos obtener de las judías verdes, es a través de su alto contenido en fibra soluble rica en mucílagos, la cual resulta útil en el control y tratamiento de la diabetes y el colesterol, al reducir la absorción de azúcar y colesterol en el intestino. Además, la fibra mejora el tránsito intestinal, regula la digestión y previene el estreñimiento. Y por si fuera poco, es un componente importante en la prevención de cáncer de colon, gracias a que ayuda a expulsar a través de las heces los metales pesados o productos químicos tóxicos que representan un peligro para el organismo.

5.- A través de su contenido en hierro, indispensable para los tejidos, las judías verdes contribuyen al mantenimiento de los músculos y proporcionan la energía necesaria para realizar nuestras actividades diarias. Son un aliado importante para la salud ósea, para los ojos y para reforzar el sistema inmunológico.

Las judías verdes cuentan con grandes propiedades nutritivas y, para aprovecharlas al máximo, se recomienda consumirlas hervidas al dente o al vapor.

shutterstock_111473546

En Dieta Proteinada Método SUICO, puedes consumir judías tiernas en todas las fases, aunque en las primeras fases de cetosis, la cantidad debes limitarla a un máximo de 50gr. por ingesta, combinada con otras verduras.

Se pueden cocinar a la plancha, hervidas, al vapor, en guisos, solas, aliñadas con un poco de aceite o acompañando cualquier proteína, a la vinagreta, con limón, en salsa picante, guisadas, con carnes, arroz o pastas.

Las judías verdes son muy versátiles en la cocina, aportan muy pocas calorías y son deliciosas.

Nos compartes tu receta??

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario