Transforma tus malos hábitos

Algunos hábitos son del tipo que desarrollamos voluntariamente y conscientemente, como cepillarnos los dientes después de comer. Mientras que otros se expresan de forma automática e inconsciente, como comer en exceso sin pensar.

No es fácil erradicar un hábito no deseado, pero si identificas las señales y las recompensas podrás cambiar la rutina.

Sustituir un hábito indeseado por otro hábito saludable te resultará más fácil si antes comprendes la fórmula para crear un hábito.

SEÑAL+RUTINA+RECOMPENSA

healthy

Si quieres descubrir el poder de los hábitos pincha en el siguiente enlace: http://metodoancla.com/el-poder-de-los-habitos/

Los hábitos no deseados son automáticos, repetitivos e inconscientes, así que “el ingrediente secreto” para trabajar con cualquier hábito no deseado es siempre la conciencia.

Conciencia me refiero a prestar atención y tener los ojos bien abiertos. Significa convertirte en tu propio testigo, como un observador externo.

 Así que el primer paso indiscutible del proceso de cambio: darte cuenta. Reconocer la señal.

Hazte la siguiente pregunta: ¿Qué es lo que desencadena el hábito que quieres cambiar?

hábitos

Y para superar un hábito debemos reconocer qué recompensa está guiando nuestra conducta.

Hacerte las siguientes preguntas te ayudará:

¿Qué gano con este hábito no deseado?

¿De qué otra forma podría comportarme ante una situación difícil?

Descubre como evitar un hábito no deseado en: http://metodoancla.com/habito-no-desado/

Y si quieres lograr el hábito de hacer ejercicio te resultará más sencillo con los consejos que encontrarás en: http://metodoancla.com/habito-de-hacer-ejercicio/

 

 

Print Friendly

Deja un comentario