Qué es la Cetosis y bases para mantenerla de forma correcta

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

QUÉ ES LA CETOSIS

Cuando en una dieta ingerimos menos de 100 g de hidratos de carbono absorbibles al día, el cuerpo precisa tomar energía de sus reservas grasas.

Estas grasas son transformadas, en el hígado, en una sustancia que llamamos cuerpos cetónicos, que se convertirán en nuestro “combustible” para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo.

Cambiamos temporalmente nuestro metabolismo que vive de los hidratos de carbono por un metabolismo que ahora vive de nuestras grasas. A dicha situación le llamamos cetosis.

«Obviar el control médico, o incluso acudir a un médico no formado en el manejo de la Dieta Proteinada, puede suponer un riesgo para su salud.»

«Las dietas de muy bajo contenido calórico deben estar suplementadas debido a sus carencias nutricionales. En nuestro tratamiento, la suplementación es de obligatoria prescripción por parte del médico.»

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_row_inner][vc_column_inner][vc_column_text]

BASES PARA UNA CETOSIS CORRECTA

[/vc_column_text][vc_empty_space][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_single_image image=»5232″ img_size=»full»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»2/3″][vc_column_text]

Seguimiento Médico

Mantener una cetosis estable y controlada es el objetivo primordial de la Dieta Proteinada. En dicha situación metabólica el control por el médico es imprescindible, permitiendo ajustar las necesidades de proteínas, suplementos vitamínicos y minerales para un resultado excelente

[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_single_image image=»5229″ img_size=»full»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»2/3″][vc_column_text]

Proteínas de Alto Valor Biológico

Aportar proteínas de “Alto Valor Biológico” es fundamental para la seguridad del tratamiento. NO es correcto realizar una cetosis con proteínas animales exclusivamente ya que esto conlleva riesgos para la salud, bien conocidos en dietas de ese tipo.

[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_single_image image=»5231″ img_size=»full»][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»2/3″][vc_column_text]

Reducción de azúcares y grasas

Para conseguir un déficit de energía que nos lleve a consumir nuestras grasas de reserva, debemos disminuir las grasas y los hidratos de carbono de forma que el balance energético sea negativo.

[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_empty_space][vc_single_image image=»5233″ img_size=»full»][vc_empty_space][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»2/3″][vc_empty_space][vc_column_text]

Suplementación

Las dietas muy bajas en calorías, conllevan una restricción temporal de una serie de alimentos para conseguir un estado de cetosis estable. Para mantener el equilibrio del organismo debemos suplementar con vitaminas y minerales como el sodio, potasio, magnesio y el calcio.

[/vc_column_text][vc_empty_space][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario